Nuestro embarazo: Deporte y estilo de vida

Hace unas semanas escribimos una entrada relacionada con el embarazo y la alimentación que os encantó y tuvo exitazo. Sobre el tema alimentación sí que tenemos más contenido, nos hemos informado, hemos leído y estudiado, y aunque siempre insistimos en que no somos especialistas y que es solo nuestra opinión, nos sentimos más “expertas” en esa área. Es distinto el tema de deporte, en este terreno somos más “amateurs” y os vamos a dar única y exclusivamente la opinión de lo que hacemos nosotras, lo que nos funcionó en el anterior embarazo y en este segundo, todo esto consensuado previamente con nuestros doctores.

Nosotras tenemos una vida muy activa, nos encanta movernos y hacer deporte. Esto no cambia cuando estamos embarazadas, es fundamental tener un embarazo activo para tu salud física, mental y para tener una rápida recuperación en el postparto. Lo que sí que creemos, es que, no es muy lógico pasar de tener una vida sedentaria a decidir ponerte a hacer deporte en el embarazo. Como para cualquier cosa en la vida, hay que tener cabeza, escuchar a tu cuerpo y conocer tus limitaciones. Si antes de quedarte embarazada hacías deporte dos días a la semana, mantén esa misma rutina, con ejercicios adaptados al embarazo por supuesto, y no quieras convertirte en una deportista de élite justo en el embarazo.

Nuestro estilo de vida de por sí ya es bastante intenso y movido, no es lo mismo un primer embarazo que un segundo embarazo. Las madres de más de un niño saben de lo que hablamos… En el primero tu descanso es prioritario, si no te encuentras bien te tumbas en el sofá durante horas, duermes los fines de semana hasta tarde y, lo más importante, no estás todo el día persiguiendo a un bebé de 16 meses que acaba de aprender a andar y su pasatiempo preferido es correr, explorar y hacer todo tipo de actividades “rozando” el peligro. Esto ya de por sí, implica que tu actividad física diaria, sin necesidad de ir al gym, sea agotadora. Si le sumas un trabajo intenso que implica estar de pie y moverte, date por “entrenada”. 

Actividad física que hacemos durante el embarazo

¿Qué tipo de actividad física hacemos nosotras? En esto coincidimos las dos, nos encanta andar. Siempre vamos, si tenemos tiempo, a todos lados andando. Es el “deporte” más sencillo y agradecido, prácticamente ni te enteras de que estás haciendo cardio 🙂 Siempre superamos los 10.000 pasos diarios recomendados (unos 7 km), sin problema. Andar es bueno para activar el cuerpo y si sufrís de problemas digestivos en el embarazo – hinchazón, gases, digestiones largas y pesadas o estreñimiento – es también una buena manera de aliviar esos síntomas. Si también padeces de dolores lumbares es la manera perfecta de entrar en calor para reducir esas molestias. Estos días de ola de calor hemos dejado de andar prácticamente, solo por la mañana temprano, ya que andar con esta temperatura y embarazada es incluso peligroso. Nosotras nunca hemos sido de correr por lo que, como comentábamos antes, no vamos a empezar a hacerlo en el embarazo, pero si eres “runner” y tienes un embarazo normal, no dejes de hacerlo y disfrutar de tu hobby.

Pilates adaptado al embarazo

Para complementar los paseos largos, a Pino le encanta hacer pilates adaptado al embarazo. Lo que más nos gusta de esta actividad es que te prepara física y mentalmente para el día del parto, te ayuda a conocer bien cómo funciona tu cuerpo en este momento tan especial de tu vida y a localizar que partes debes activar, relajar y localizar. Al tratarse de una actividad muy centrada en la respiración, reduce la ansiedad y te ayuda a liberar la mente. Te ayuda a trabajar y fortalecer el suelo pélvico, fundamental para tener una buena recuperación postparto, y la pared abdominal. Es una actividad muy completa y consciente que nosotras recomendamos mucho ya que nos funciona y nos ayuda a liberar tensiones.

La natación

Isa en cambio ha “descubierto” la natación en este embarazo y lo está disfrutando muchísimo. Es una actividad cero lesiva y, en nuestra opinión, el mejor cardio para el embarazo. En el anterior embarazo estuvimos embarazadas en pleno invierno así que probablemente hubiésemos descartado esta actividad física por pereza y frío 😉 Pero con el calor, es tu mejor aliado para estos días. Flotar hace que te sientas ligera y que te puedas mover, a pesar de la tripa y kilos de más, como si nada. Reduces la hinchazón producida por las altas temperaturas, más aún si el agua está fría, y mejora la circulación sanguínea. El deporte tiene que ser bueno para el cuerpo, pero también para la cabeza/mente, sumergirte en el agua y nadar durante 30 minutos es una buenísima solución para reducir el estrés y preocupaciones.

Esperamos que os haya gustado este artículo y cojáis alguna idea de lo que nos funciona a nosotras para aplicarlo en vuestro día a día y obtengáis así todos los increíbles beneficios que te da una vida activa y el deporte. Nos encantaría saber qué os funciona a vosotras así que no dudéis en escribirnos un MD o correo para compartir vuestras experiencias.

Un abrazo,

Pino e Isa

Deja un comentario

0
    Tu pedido
    No has añadido ningún productoVolver a la carta
    []