Nuestro embarazo: Alimentación

Hace unos días os preguntamos por Instagram qué os gustaría saber sobre nuestros embarazos, las respuestas que más se repitieron fueron alimentación y cómo nos cuidábamos. Como ya os hemos comentado en diferentes ocasiones, cada persona tiene necesidades distintas y le afectan los alimentos de una manera u otra, en un embarazo ocurre lo mismo, no es bueno compararse ni tratar de imitar lo que hace otra persona ya que tu cuerpo puede responder de manera distinta. Os contamos nuestra experiencia personal, lo que sentimos y lo que nos funciona, esperamos que os guste mucho 🙂

La alimentación en nuestro embarazo

A muchas de vosotras os interesa saber más de nuestra alimentación durante el embarazo. La realidad es que, en nuestro caso, no dista mucho de lo que solemos comer en nuestra vida normal. Si ya nos gusta cuidarnos siempre, en el embarazo aún más. Es increíble el proceso de transformación y creación que vive tu cuerpo durante el embarazo y lactancia. Es fundamental, más que nunca, comer sano y nutritivo para darle la fuerza y el empuje que necesita. Habréis escuchado mucho la frase “en el embarazo hay que comer por 2”- para nosotras es un mito y creemos que no es para nada necesario comer por dos pero si que está bien tratar de comer “el doble de nutritivo” especialmente si te cuesta cuidarte. Aprovecha este momento para mimar tu cuerpo y darle la gasolina que necesita.

Este discurso lo intentamos aplicar en nuestro día a día pero también somos humanas y mujeres reales y a veces caemos en alimentos menos saludables, Pino por ejemplo tiene una necesidad incontrolable de chocolate en el embarazo. SÍ, los antojos existen y son muy reales. Busca opciones más saludables para satisfacer esos antojos y de vez en cuando, disfruta sin remordimientos, suficiente estás haciendo como para no darte caprichos 🙂 Isa en los dos embarazos ha tenido obsesión por las aceitunas, encurtidos y vinagre (este último es un poco más raro) y los come a diario sin excepción.

Al consumir más energía, tu cuerpo te pide un mayor aporte calórico. Es normal que en el embarazo y en la lactancia tengas más hambre de lo normal. Tu cuerpo te está pidiendo más energía y sustento para crear a tu bebé o alimentarle. Si que es verdad que nosotras comemos más cantidad en el embarazo (¡pero no el doble!). Prepara platos equilibrados y saludables y no pasa nada si repites o comes más de lo normal. Trata de incluir siempre un alimento de cada grupo: legumbres, grasas buenas, cereales integrales, frutas, verduras, hortalizas, proteína… para cubrir todas las necesidades nutricionales y disfruta de la comida.

Muchas de vosotras nos preguntabais también por el tema de la suplementación. Este es un tema más delicado y muy personal. Es fundamental que vuestro médico o ginecólogo os haga un correcto seguimiento y que, a partir de las analíticas de cada trimestre, os recomiende y suplemente correctamente. No sirve de mucho comentaros que tomamos nosotras ya que seguramente tengamos unas necesidades completamente distintas a las vuestras. En lo que sí que coincidimos todas las embarazadas es que tomamos acido fólico y complejos multivitamínicos especial para el embarazo que puedes conseguir en farmacia.

Si estás en el primer trimestre y tienes muchas náuseas y vómitos, no hagas caso y olvida todo lo que hemos comentado en los anteriores párrafos. Sabemos lo duro que es “sobrevivir” a esos primeros meses y lo mal que te puedes llegar a encontrar. Escucha a tu cuerpo, qué alimentos tolera y cuáles no. No intentes forzarte ya que lo único que vas a conseguir es encontrarte peor. En nuestro caso, los primeros meses las pocas cosas que podemos comer son “alimentos blancos”, es decir: arroz blanco, pasta (integral no, ¡blanca!), pan, patata…

Descansa mucho si estás agotada y come entre horas, lleva siempre una bolsita de frutos secos o crackers en el bolso ya que ayuda mucho. Y de repente… un día te volverás a encontrar bien y tu cuerpo te pedirá verduras en vez de carbohidratos simples.

La alimentación es fundamental en cada etapa de nuestra vida, siempre es necesario adaptarla en función del rendimiento y necesidades. Aprende a comer bien siempre sin dejar de disfrutar del placer de una buena comida. La comida es tú medicina desde que estás en la tripa de tu madre y recibes los nutrientes a través del cordón umbilical hasta que estás enfermo en la cama con 100 años 🙂

Come sano, disfruta, cuídate, mímate y que te mimen mucho, estás creando una vida ❤️

Deja un comentario

0
    Tu pedido
    No has añadido ningún productoVolver a la carta
    []