Cómo afecta la alimentación en la salud

Cada año, el siete de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud para recordarnos lo importante que es cuidarnos para encontrarnos bien. Y para ello, uno de los factores que más influye, es la alimentación.  

Como decía Hipócrates, padre de la medicina moderna y médico en la Antigua Grecia: “que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina”

Porque, como ya sabemos, el cuerpo obtiene los compuestos químicos que necesita para mantenerse sano y funcionar correctamente de todo lo que ingerimos. Por ejemplo: carbohidratos, proteínas, vitaminas, minerales, etc. 

Por lo tanto, es fundamental mantener unos hábitos alimenticios equilibrados para que nuestro sistema reciba todos los nutrientes que necesita y evitar enfermedades. 

Por el contrario, una mala nutrición puede causar enfermedades muy diversas como la diabetes, osteoporosis, anemia, desequilibrios cardiovasculares, etc. 

¿Cómo llevar una alimentación saludable?

Una alimentación saludable es aquella que le proporciona al organismo todos los nutrientes que necesita para trabajar de forma adecuada. 

Sin embargo, tal y como explica la Organización Mundial de la Salud, “el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han dado lugar a un cambio en los hábitos alimentarios. Actualmente, las personas consumen más alimentos hipercalóricos, grasas, azúcares libres y sal/sodio; por otra parte, muchas personas no comen suficientes frutas, verduras y fibra dietética, como por ejemplo cereales integrales”.

¿Cómo darle la vuelta? Aunque la alimentación más adecuada para cada persona depende de factores como la edad o el grado de actividad física, existen una serie de principios básicos que todos deberíamos tener en cuenta.

Para adultos, una dieta sana incluye:

  • Frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales. Los mejores alimentos se encuentran en la naturaleza
  • Al menos 400 gramos de frutas y hortalizas al día. 
  • Menos de un 5% de la ingesta calórica total procede de azúcares libres.
  • Menos del 30% de la ingesta calórica diaria procede de grasas (preferiblemente no saturadas). 
  • Menos de 5 gramos al día de sal que, además, debería ser yodada.

Para lograr el objetivo de comer de forma saludable es importante recordar dos cosas:

  • No excluir ningún grupo nutricional y llevar una dieta variada.
  • No improvisar los menús y planear cada plato con cierta antelación para no reemplazarlo por alimentos perjudiciales.

Cuándo y cómo comes también influye en tu salud

Además de prestar atención a los alimentos que introducimos en nuestro cuerpo, también es importante respetar los horarios entre una comida y otra así como comer con calma. 

Por ejemplo: cuando una persona se salta una comida, es probable que aumente su nivel de irritabilidad. Y, cuando tenga la oportunidad de comer, lo hará con más ansiedad y en más cantidad.  

Respetar los horarios y ritmos del organismo influye en la forma en la que nuestro cuerpo asimila los alimentos. Es importante que, mientras comemos, nos enfoquemos en esta acción y lo hagamos de forma relajada. 

Lo ideal es sentarse a la mesa en familia o con amigos, ya que las dinámicas sociales ayudan a desconectar de las preocupaciones y nos permiten disfrutar de ese momento tan importante. 

Beneficios de una alimentación saludable

Además de una mejora generalizada de la salud, cuidando de la alimentación se perciben una serie de beneficios físicos y mentales muy concretos:

  • Mejora del estado de ánimo y de la confianza en uno mismo.
  • Combate el cansancio y la fatiga crónica. 
  • Retraso los procesos de envejecimiento.
  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Previene el sobrepeso y la obesidad.
  • Aumenta la sensación de energía y el rendimiento mental.

En definitiva, el Día Mundial de la Salud viene a recordarnos que la alimentación es un pilar fundamental de nuestro bienestar y que es importante cuidar de ella. 

Para cuidar la alimentación cuenta con Plantarse para aquellos días que no tengas ganas de cocinar o directamente te apetezca comer sano y rico a la vez. En nuestra cocina abogamos por una alimentación equilibrada y saludable, por lo que, todos nuestros platos persiguen ese objetivo.

Deja un comentario

0
    Tu pedido
    No has añadido ningún productoVolver a la carta
    []