5 tips para comer sano en casa

Comer sano en casa es un reto para muchos. Aunque tenemos la libertad y facilidad de diseñar los menús a nuestro gusto, es muy fácil perder el hábito y caer en tentaciones más golosas.

Entonces, ¿qué hacer para comer bien en casa? Lo más importante es ir poco a poco, ser amable con uno mismo e intentar sentar unas bases sólidas

No se trata de hacer dietas estrictas en las que dejemos de comer todo lo que nos gusta, sino de aprender a elegir alimentos de calidad que aporten los nutrientes que necesitamos.

Y con el tiempo empezarán a ser notables los beneficios de llevar una alimentación sana: estimula el sistema inmune, reduce el riesgo de enfermedades de corazón o diabetes, funciona mejor el sistema digestivo, ayuda a mantener un peso saludable, etc.

Por lo tanto, no te pierdas estos trucos con lo que desarrollar y, sobre todo, mantener hábitos alimenticios saludables en casa y a largo plazo.

1. Empieza por el principio: haz una compra saludable

Llena la nevera y la despensa de opciones saludables: fruta, verdura, legumbres, frutos secos, etc. Si eliges bien las opciones que tienes a tu alcance, te resultará mucho más fácil crear menús ricos en nutrientes y evitar la tentación.  

Para ello, vete al supermercado con una lista en la que solo aparezcan los alimentos que necesitas. No solo ahorrarás dinero, sino que además evitarás comprar productos innecesarios. 

2. Entiende qué es una comida equilibrada

Para crear un menú sano y variado es importante entender con qué ingredientes debemos contar. Unas reglas básicas que te pueden servir para elaborar tus platos son las siguientes:

  • Medio plato de vegetales y/o verduras.
  • Un cuarto de plato de granos integrales.
  • Un cuatro de plato debe contener proteína. 
  • Utilizar aceites saludables en moderación.
  • Tomar agua, café o té evitando las bebidas azucaradas. 

3. Organízate con tiempo

El ajetreo diario es uno de los obstáculos que nos aleja del objetivo de comer sano en casa. Cuando no tenemos tiempo para ir al supermercado o de cocinar es cuando recurrimos a los alimentos procesados y otras soluciones rápidas. 

La previsión y la organización pueden hacerte la vida más fácil. Trata de dejar preparados ingredientes básicos y combinables entre sí que te permitan crear platos sanos en poco tiempo. Es lo que se conoce como batch cooking. ¡Descubre el curso de batch cooking de Plantarse!

Por ejemplo, los domingos puedes cocinar verduras al horno, unas cuantas raciones de arroz integral y un poco de hummus. Así tendrás opciones sanas a la que recurrir durante la semana cuando vayas con prisa.

4. Sustituye unos alimentos por otros

Como decíamos al principio, la clave para comer sano en casa es ir poco a poco introduciendo cambios sencillos que no supongan un gran esfuerzo. Un truco muy fácil es sustituir ciertos alimentos por un equivalente más saludable.

Por ejemplo: en lugar de tomar carne roja picada, apuesta por taquitos de pollo o pavo. Y si quieres aumentar el consumo de fibra, deja a un lado el arroz y elige su versión integral. 

5. Elige un delivery saludable 

Cuando cocinar no es lo tuyo o no tienes tiempo para ello y decides pedir comida a domicilio puedes mantener tus buenos hábitos. Solemos asociar este servicio a alimentos tradicionalmente menos saludables; sin embargo, cada vez hay más opciones para todos los gustos.

En Plantarse te llevamos a tu casa platos apetecibles, variados, nutritivos y diseñados con ingredientes 100% vegetales y naturales. Puedes consultar nuestra carta para ver todas las opciones. 
Como ves, comer sano en casa es cuestión de proponérselo y aplicar una serie de pequeños cambios en nuestro día a día que nos ayudarán a ser fieles a nuestro propósito. Esperamos que estos cinco consejos te ayuden a arrancar.

¡Nos plantamos hasta la próxima!

Deja un comentario

0
    Tu pedido
    No has añadido ningún productoVolver a la carta
    []